Prescripción Liberatoria: Concepto, Curso y Plazos en el Código Civil y Comercial

La prescripción liberatoria, también conocida como prescripción extintiva, es un instituto jurídico que tiene como objetivo la extinción de un derecho debido al transcurso del tiempo y al cumplimiento de determinados requisitos establecidos por la ley. En este artículo, exploraremos el concepto y fundamento de la prescripción liberadora, así como su curso y los plazos establecidos en el Código Civil y Comercial.

La prescripción liberatoria se basa en la idea de que, pasado cierto tiempo, los derechos deben ser protegidos y no pueden ser reclamados por quienes no han ejercido su titularidad durante dicho período. De esta manera, se busca evitar la eternización de conflictos y promover la seguridad jurídica.

En cuanto a los elementos de la prescripción liberatoria, podemos mencionar los siguientes:

1. Origen legal: La prescripción liberatoria tiene su fundamento en la ley, la cual establece los plazos y requisitos para su aplicación.

2. Irrenunciabilidad: No es posible renunciar anticipadamente a la prescripción liberatoria, ya que esto iría en contra del principio de seguridad jurídica.

3. No es declarable de oficio: La prescripción liberadora debe ser alegada y probada por quien la invoca, no puede ser declarada de oficio por el juez.

4. Interpretación estricta: Los plazos y requisitos para la prescripción liberatoria deben ser interpretados de manera estricta, sin admitir ampliaciones o excepciones.

5. Carácter extintivo del derecho: Una vez que se cumplan los plazos y requisitos establecidos por la ley, el derecho en cuestión se extingue y ya no puede ser reclamado.

En cuanto a los sujetos de la prescripción liberatoria, tanto el titular del derecho como el obligado pueden invocarla. El objeto de la prescripción liberadora son las acciones y derechos que pueden prescribirse, es decir, aquellos que no han sido ejercidos o reclamados durante el tiempo establecido por la ley. La prescripción liberatoria también puede estar sujeta a la autonomía de la voluntad, lo que significa que las partes pueden renunciar a la prescripción o modificar los plazos establecidos por la ley mediante acuerdo mutuo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta renuncia o modificación debe ser expresa y cumplir con los requisitos legales. Los efectos de la prescripción liberadora son la extinción del derecho reclamado y la imposibilidad de ejercer acciones legales para su reconocimiento o protección. Esto implica que, una vez que se ha cumplido el plazo de prescripción, el titular del derecho ya no podrá reclamarlo en los tribunales.

En cuanto a los aspectos procesales de la prescripción liberadora, esta puede ser alegada como excepción por el demandado en un proceso judicial. Además, existe la posibilidad de interponer una acción declarativa de prescripción liberadora, la cual tiene como finalidad obtener un pronunciamiento judicial que declare la prescripción del derecho reclamado. La oportunidad procesal para articular la defensa de prescripción liberatoria depende de la legislación vigente en cada país. En algunos casos, esta defensa puede plantearse desde el inicio del proceso, mientras que en otros puede ser alegada en cualquier etapa del mismo. En cuanto a la competencia para legislar en materia de prescripción liberadora, esta corresponde al poder legislativo de cada país. En el caso del Código Civil y Comercial, se establecen distintos plazos de prescripción para diferentes tipos de derechos y acciones.

Es importante mencionar que, además de la prescripción liberadora, existe también la figura de los plazos de caducidad. A diferencia de la prescripción, los plazos de caducidad son establecidos por la ley de manera perentoria, es decir, no admiten interrupción ni suspensión. Una vez vencido el plazo de caducidad, el derecho o acción se extingue de manera automática.

En conclusión, la prescripción liberatoria es un instituto jurídico que tiene como finalidad la extinción de un derecho debido al transcurso del tiempo y al cumplimiento de requisitos establecidos por la ley. Su curso y los plazos establecidos en el Código Civil y Comercial determinan cuándo y cómo puede invocarse este mecanismo. Es importante conocer y entender estos plazos para ejercer y proteger nuestros derechos de manera adecuada.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio