Obligaciones Divisibles según el Artículo 805 del Código Civil y Comercial Argentino

El Código Civil y Comercial Argentino establece en su artículo 805 las obligaciones divisibles. Estas obligaciones son aquellas en las que el deudor debe cumplir con una prestación que puede ser realizada en partes o cuotas.

En primer lugar, es importante destacar que las obligaciones divisibles se contraponen a las obligaciones indivisibles, donde la prestación debe ser cumplida en su totalidad. En el caso de las obligaciones divisibles, el deudor puede cumplir parcialmente con su obligación, pagando o realizando la prestación en partes.

De acuerdo con el artículo 805 del Código Civil y Comercial Argentino, cuando la obligación es divisible, el deudor puede liberarse cumpliendo parcialmente con su obligación, siempre y cuando la parte cumplida sea útil para el acreedor.

Es importante resaltar que la utilidad para el acreedor es un requisito fundamental para la liberación parcial del deudor en una obligación divisible. Esto significa que la parte cumplida por el deudor debe ser beneficiosa o provechosa para el acreedor.

En el caso de incumplimiento parcial de una obligación divisible, el acreedor tiene derecho a exigir el cumplimiento total de la obligación, siempre y cuando la parte incumplida sea esencial para el acreedor. Es decir, si la parte incumplida es de vital importancia para el acreedor, este puede requerir el cumplimiento total de la obligación.

Por ejemplo, supongamos que Juan tiene una deuda con Pedro y acuerdan que Juan pagará la deuda en 3 cuotas mensuales. Si Juan paga la primera cuota pero no cumple con las siguientes dos, Pedro puede exigirle a Juan que cumpla con el pago total de la deuda, ya que las cuotas restantes son esenciales para él.

Es importante tener en cuenta que el artículo 805 del Código Civil y Comercial Argentino también establece que el deudor puede liberarse parcialmente de la obligación si el acreedor acepta el cumplimiento parcial. En este caso, el deudor debe obtener el consentimiento expreso del acreedor para liberarse parcialmente de la obligación.

En resumen, las obligaciones divisibles son aquellas en las que el deudor puede cumplir parcialmente con su obligación, pagando o realizando la prestación en partes. Sin embargo, para que el deudor pueda liberarse parcialmente de la obligación, la parte cumplida debe ser útil o provechosa para el acreedor. En caso de incumplimiento parcial, el acreedor puede exigir el cumplimiento total de la obligación si la parte incumplida es esencial para él. Es importante destacar que el deudor también puede liberarse parcialmente de la obligación si obtiene el consentimiento expreso del acreedor.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio