Obligación de hacer según el artículo 773 del Código Civil y Comercial

En el ámbito del derecho civil, existen diferentes tipos de obligaciones que pueden surgir entre las partes involucradas en un contrato. Una de estas obligaciones es la llamada “obligación de hacer”, la cual está regulada en el artículo 773 del Código Civil y Comercial.

La obligación de hacer se refiere a aquellas situaciones en las que una de las partes se compromete a realizar una acción específica en beneficio de la otra parte. Esto implica que el deudor debe cumplir con una prestación personal, es decir, realizar una actividad o llevar a cabo una tarea determinada.

El artículo 773 establece que “la obligación de hacer se cumple por la realización de la prestación debida”. Esto significa que el deudor debe cumplir con lo acordado en el contrato, realizando la acción o tarea de acuerdo a los términos y condiciones establecidos.

Es importante destacar que la obligación de hacer es diferente a la obligación de dar, donde el deudor se compromete a entregar una cosa determinada. En el caso de la obligación de hacer, el deudor no está obligado a entregar una cosa, sino a realizar una acción específica.

En caso de incumplimiento de la obligación de hacer, el artículo 773 establece que el acreedor tiene diferentes opciones. Una de ellas es solicitar el cumplimiento forzado de la obligación, es decir, exigir al deudor que realice la acción o tarea acordada. En caso de que esto no sea posible o resulte insuficiente, el acreedor puede optar por solicitar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia del incumplimiento.

Es importante mencionar que la obligación de hacer puede ser objeto de controversia en algunos casos. Por ejemplo, puede surgir un conflicto si el deudor considera que la acción o tarea solicitada es imposible de realizar, o si existen circunstancias que dificultan o impiden su cumplimiento. En estos casos, es necesario recurrir a la interpretación de las cláusulas del contrato y, en última instancia, a la intervención de un juez para resolver la disputa.

Además, es importante destacar que la obligación de hacer puede ser específica o genérica. En el caso de una obligación de hacer específica, se establece de manera precisa la acción o tarea que debe realizar el deudor. Por otro lado, en una obligación de hacer genérica, se establece una categoría o tipo de acción o tarea, pero no se especifica en detalle cuál debe ser.

En conclusión, la obligación de hacer según el artículo 773 del Código Civil y Comercial se refiere a aquellas situaciones en las que una de las partes se compromete a realizar una acción o tarea específica en beneficio de la otra parte. Esta obligación debe ser cumplida de acuerdo a los términos y condiciones establecidos en el contrato. En caso de incumplimiento, el acreedor puede solicitar el cumplimiento forzado o una indemnización por los daños y perjuicios sufridos. Es importante tener en cuenta que esta obligación puede ser objeto de controversia y requerir la intervención de un juez para su resolución.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio